Informes

Actualidad Macroeconómica.

Semanario Económico Nº135

EMPEORA EL BALANCE DEL BCRA: RIESGO DE MÁS CAÍDA EN LA DEMANDA DE DINERO CON MÁS INFLACIÓN. En el segundo semestre se recauda menos, se gasta más, aumenta el déficit fiscal, se incrementa la dominancia fiscal y el BCRA pierde reservas.


Semanario Economico Nº136

La macroeconomía argentina se enfrenta principalmente a tres problemas: el cambiario, la caída del nivel de actividad (y del empleo) y el default de la deuda.


Semanario Económico Nº134

BCRA VS ECONOMÍA: LA PELEA POR LA TASA DE INTERÉS. La suba de 1 punto porcentual (de 27.5% a 28.5%) de la tasa de interés no alcanzaría para contener al dólar blue, ni a las expectativas negativas. Se necesitaría una suba de la tasa de interés en pesos mayor a las expectativas de devaluación y de inflación. Sin embargo, es muy probable que el Ministerio de economía presione para acotar la suba de tasa de interés.


Semanario Económico Nº133

LA DEMANDA DE DINERO ES LA CLAVE: La aceleración del proceso de deterioro macro era previo a que la sentencia de Griesa quedara firme. El default y la decisión de no negociar con NML y el proyecto de ley de cambio del domicilio de los bonos Nueva York "sólo" potencian dicha aceleración.


Semanario Económico Nº131

LAS RECIENTES MEDIDAS NO SIRVEN FRENAR LA CAÍDA DEL PBI: Mientras se siga aplicando la misma política fiscal y monetaria -y encima se la intensifique-, nuestra economía no retornará un sendero sustentable de crecimiento que permita acumular capital, aumentar la productividad y generar empleo genuino en el sector privado, aumentando la oferta agregada, que es el verdadero talón de Aquiles del modelo.

Semanario Económico Nº130

MEJOR QUE SEA DEFAULT BREVE Y NO DURADERO: Para los mercados internacionales de crédito, Argentina está en default. Podríamos enfrentarnos a un default breve o un default duradero. En el default duradero los activos financieros del país se desploman y la ACELERACIÓN de la deuda se dispara. Habría mayores expectativas de devaluación, caería más la demanda de dinero y por ende la inflación sería más elevada y la probabilidad de ocurrencia de un nuevo round de crisis cambiaria sería mayor.